Ventajas de solicitar dinero a un prestamista

Los prestamistas particulares se caracterizan por ser tanto personas físicas como entidades financieras, las cuales se dedican a ofrecer préstamos económicos a aquellas personas que requieren una determinada cantidad de dinero y no pueden obtenerla a través de la banca tradicional.

Por lo general, los préstamos concedidos por los prestamistas cuentan con un plazo de devolución que debe cumplirse con el pago de los intereses correspondientes, que pueden variar no solo según el paso de tiempo establecido para su devolución, sino también del aporte otorgado.

Asimismo, cabe decir que recurrir a un prestamista para solicitar dinero suele ofrecer numerosos beneficios, y es justamente sobre eso que estaremos hablando en este artículo, donde señalaremos cuáles son las ventajas de solicitar dinero a un prestamista al no poder conseguir créditos bancarios.

¿Qué ventajas existen al acudir a un prestamista para solicitar dinero?

Los prestamistas particulares suelen distinguirse por proporcionar numerosas ventajas para quienes acuden a ellos en busca de un crédito, sin embargo, entre sus beneficios más destacados es posible señalar los siguientes:

Facilidad y rapidez

Al decidir acudir a un prestamista particular para solicitar dinero, existe la posibilidad de tener acceso a préstamos por determinadas cantidades de forma considerablemente más rápida y sencilla que al acudir a la banca tradicional.

Esto supone una gran alternativa al necesitar solventar alguna necesidad urgente.

Esto se debe a que los procesos asociados al tiempo de respuesta suelen ser más eficientes con los prestamistas, quienes suelen llegar de forma más efectiva y rápida a esos sectores que habitualmente la banca suele desatender.

Facilidad de trámites

Otro beneficio de solicitar dinero a un prestamista privado consiste en la facilidad con la que se pueden llevar a cabo los trámites correspondientes.

Y es que al disponer del desarrollo de las alternativas online, los prestamistas son capaces de ofrecer muchas facilidades para los prestatarios al momento de llevar a cabo los pasos precisos para conseguir el préstamo que requieren.

Es por eso por lo que tienen la oportunidad de realizar todo el proceso sin salir de casa y/o trasladarse hasta una determinada entidad física para poder formalizar la solicitud; asimismo, no es preciso entregar demasiados documentos.

Requisitos menos exigentes

El acudir a un prestamista ofrece la oportunidad de acceder al crédito deseado cumpliendo algunas condiciones, y/o requisitos que destacan por ser considerablemente menos exigentes en comparación con los que hay que cumplir dentro de la banca tradicional, donde para muchos prestatarios suele ser muy difícil, e incluso imposible cumplir con todas las rigurosas condiciones.

No existen productos vinculados

Cuando se solicita dinero a prestamistas particulares, no resulta preciso preocuparse por tener que adquirir alguna clase de producto vinculado que en realidad no sea necesario, o que no resulten interesantes para los prestatarios, a fin de lograr conseguir el crédito solicitado.

Y es que contrario a las entidades bancarias que normalmente utilizan esta estrategia para recibir más beneficios y tener la oportunidad de cumplir con la cantidad total de ventas que tienen que realizar mensualmente de forma obligatoria, los prestamistas particulares ofrecen solo la cantidad de dinero que los prestatarios le soliciten.

Justificación de ingresos

En las entidades bancarias, a fin de lograr conseguir un préstamo, resulta preciso que los prestatarios prueben que cuentan con ingresos demostrables, que sean legales y les permitan realizar el pago del crédito, para que su solicitud pueda ser considerada a través de un estudio de solvencia.

En este sentido, hay que presentar nóminas, alquileres, pensiones, extractos bancarios y/o posibles avales, entre otras cosas.

Sin embargo, en el caso de los prestamistas, no es necesario justificar ingresos.

Plazo de devolución

Cuando se solicitan créditos con prestamistas particulares, existe la oportunidad de que los prestatarios puedan llegar a un acuerdo con los prestamistas acerca del plazo de devolución del dinero recibido, de modo que dicho periodo de tiempo pueda ajustarse por completo a sus necesidades, y situación financiera.

Presencia en registros de morosidad

Contrario a las entidades bancarias que suelen rechazar a quienes aparecen en registros de morosidad; existe la oportunidad de recibir créditos de prestamistas particulares incluso al estar presente dentro de alguna lista de morosos.

No hay límite de crédito

Con los prestamistas particulares, los prestatarios no cuentan con un límite fijo en cuanto a la cantidad de dinero que pueden solicitar y recibir; ya que la misma suele encontrarse establecida de acuerdo al 20% del valor alcanzado por la propiedad que presenten como garantía.

Teniendo en cuenta cada una de las ventajas anteriores, se puede decir entonces que gracias a los prestamistas particulares o privados, muchas más personas cuentan con la oportunidad de conseguir el préstamo que tanto necesitan, sin tener que preocuparse por cumplir con las exigencias de los bancos tradicionales.

Requisitos de solicitud de créditos a prestamistas

Según la clase de prestamista particular a la que se acuda, sea una entidad financiera o una persona física, existe la posibilidad de que a la hora de solicitar dinero se deba cumplir con ciertos requisitos, o condiciones que podrían variar en cada caso.

Sin embargo, por lo general, los requisitos básicos que los prestatarios tienen que cumplir para que el crédito que solicitan les sea concedido, consisten en los siguientes:

  • Tener la mayoría de edad y disponer de una residencia ubicada en el país.
  • Contar con algún medio de contacto, bien sea un número de teléfono o alguna dirección de correo electrónico, entre otros.
  • Presentar alguna propiedad, inmueble o vehículo, a manera de aval.