Todos hemos visto como la tecnología ha ofrecido increíbles aportes a la humanidad moderna, ya sea en los ámbitos de la medicina, construcción, artística y entre muchos otros sectores que han encontrado en los avances tecnológicos, siendo esta una manera de crecer y realizar diversas acciones con mayor facilidad y eficiencia.

Toda parte buena tiene su opuesto y en este caso no es diferente

La inteligencia artificial es la que poseen máquinas que pueden realizar acciones, razonamientos y cálculos por sí sola.

Además pueden adaptarse a su entorno y reaccionar de acuerdo a esto. Aunque esto suena increíble en cuanto a los avances tecnológicos, muchas personas han usado esto para ocasionar daño a la integridad de las personas, sobre todo a las mujeres, con la creación de una aplicación que se encarga de desnudar a las mujeres mediante fotografías y así crear una foto con un desnudo falso.

La aplicación es DeppNude usaba algoritmos mediante el cual simulaban el desnudo, simplemente dejando una marca de agua que puede retirarse fácilmente.

De acuerdo con las palabras de su propio creador, era más sencillo dar por la red con la información que necesitaba la aplicación de inteligencia artificial para crear estos desnudos falsos.

Incluso si la imagen que se quería «desnudar» era la de un hombre, el programa le colocaba órganos sexuales de mujeres. Además, la aplicación era de descarga gratuita, lo que provocó que cientos de usuarios descargaran el programa.

Sin embargo, no tardó ni 24 horas para que una lluvia de críticas cayera sobre DeepNude, por lo tanto fue eliminada de la plataforma. Aunque esto demostró el problema y peligro que surgen a causa de estos deep fakes y el poco control que hay sobre ellos, a pesar de que ya muchos usuarios tienen conocimientos sobres estas noticias falsas.

Diversas plataformas han eliminado los espacios donde se compartían todas estas imágenes y los tutoriales que se encargaban de explicar cómo realizar los desnudos.

Las redes van a la caza de quienes se encarguen de subir estos DeppNude o cualquier material de desnudo de personas sin su autorización, debido a que esto no solo va con las políticas de la red social sino también que es penalizado por la ley con el pago de una multa o incluso con cárcel.

Celda de prisión

En Estados Unidos añadieron a sus leyes acciones y sanciones para quienes, independientemente de quien sea, publique pornovenganza o revenge porn, vídeos de sus antiguas parejas manteniendo relaciones sexuales o fotografías que muestren el desnudo de la persona sin su autorización, así como a terceros que obtengan toda esta información sensible para la víctima.

Se puede pensar que esta noticia es vieja dado que las fotos falsas siempre han existido, desde hace un buen tiempo por la red abundan «desnudos» de personalidades famosas.

Sin embargo y con el uso de la inteligencia artificial, estas prácticas se vuelven más fáciles de hacer por cualquier persona, sin importar si tienen algún conocimiento en diseño o montaje de fotografías, haciendo más rápido este proceso y con menores márgenes de error, por lo que distinguir entre lo real y lo falso es más difícil.

El realismo de las imágenes puede hacer dudar a cualquiera y asumir que en verdad la persona se tomó esas fotografías.

La finalidad del uso de esta aplicación con estos fines es que mediante la imagen falsa se cree una parodia creíble, dado que también se ha usado la inteligencia artificial para colocar un rostro sobre una persona y mientras quien habla es alguien completamente diferente, ya sea buscando ridiculizar a la persona o las razones que se tenga para hacer esto.

El verdadero problema no serían las DeepNude, sino el daño que producen en las personas afectadas, dado que el efecto es dañino para la integridad de su imagen.

Sin embargo y con la protección de los datos y las legislaciones que se encargan de establecer las sanciones contra todo acción en la que se publique información íntima y sensible de personas, sin su permiso, se busca reducir todas estas acciones para que quienes lo hagan pueda sufrir las consecuencias, ya sean calumnias, injurias o que degraden la imagen de la persona, todo es sancionado por ley.

Es importante ver lo que significa todo esto, dado que muchos usuarios fueron motivados por su deseo de desnudar a una mujer, sin importar quien fuera, con la única finalidad de satisfacerse a sí mismo y en la actualidad la violencia y el acoso contra las mujeres es un tema bastante serio y al cual se le está prestando mucha atención debido a todos los casos donde las mujeres se han visto afectadas por un comportamiento incorrecto por parte del sexo opuesto.

Ordenador gafas y ratón

El uso de la tecnología no puede orientarse a denigrar la imagen de otros, en especial de las mujeres quienes suelen ser las más vulnerables a estos tratos, sino para que la sociedad pueda avanzar a un mejor nivel.

Además y con tanta atención puesta en la protección de las mujeres, este tipo de situaciones no tardarán mucho en desaparecer, dado que todos se unen para eliminar este tipo de demostraciones de ignorancia por parte de un grupo que aún no ha aprendido a respetar al sexo opuesto más allá de sus deseos sexuales que puedan tener y que no puedan controlar.

Nuestros abuelos fueron los encargados de crear lo que hoy conocemos como juegos tradicionales, actividades que pasaron de generación en generación con el único objetivo de entretener desde los más pequeños hasta los adultos.

Conoce cómo se lo pasaron nuestros abuelos de pequeños

La continuidad de estos juegos tradicionales le da un valor histórico y más a nuestros abuelos quienes sin tecnología, lograron pasar los mejores años de su vida disfrutando de muchos juegos en las calles, plazas y parques de Madrid.

Estos juegos se convirtieron en actividades lúdicas, que al ser practicados por varias generaciones dentro de una población, lograron ser parte de una matización social importante para el folclore y cultura de nuestro país, como las putas maduras.

Estos juegos se convirtieron en deportes muy autóctonos, forjando durante años una escuela histórica de entretenimiento entre los ciudadanos más adultos. Fueron la base sólida de las primeras relaciones sociales entre niños y adolescentes, cosa que hoy se suele lograr a través de los videojuegos y redes sociales.

Pero nuestros abuelos no contaban con esta tecnología, con internet, con ordenadores ni teléfonos inteligentes, así que lograron convertir las calles en sus patios de juegos, evadiendo así la vida sedentaria que suele enfermar a muchos jóvenes hoy en día.

En cierto punto estos juegos tradicionales creados por nuestros abuelos, lograron edificar de a poco lo que sería en ese entonces el desarrollo urbano,  dando a las generaciones venideras lo que se puede aprender a través de las actividades físicas, practicando y aprendiendo sobre la cultura y siendo esta la única manera de proteger el patrimonio cultural.

Ciertamente, no otorgamos una medalla de oro después de jugar al escondite y aún nadie ha sido declarado campeón oficial en el juego de la rayuela. Sin embargo, estos juegos tradicionales son tan sutiles como muchos deportes conocidos e incluso también tienen el sabor de los recuerdos de la infancia y el encanto de la convivencia libre.

Niños jugando en el agua

La sutileza de los juegos tradicionales

Los juegos tradicionales también combinan socios y oponentes, pero ofrecen un espectáculo más confuso pero más fácil de usar para los jugadores.

Juega para educar y compartir

El equilibrio ecológico se logra mejor jugando zorro-víbora-víbora que corriendo obstinadamente en un estadio o en el carril de una piscina.

Uno puede percibir mejor las reversiones de la alianza jugando al halcón y los peligros de la vida en un juego de escondite y la adrenalina de lanzar una pelota entre los mismos compañeros y contra otros que pertenecen a un lado opuesto.

No se trata aquí de denigrar los deportes, además de estar tan bien asentados en el panorama social que pueden apoyar las críticas. Se trata de rehabilitar los juegos tradicionales, la cual están en proceso de desaparición o en algunos lugares ni siquiera lograron experimentarse por los niños, porque uno los cree infantiles y no lo suficientemente sutiles.

Estos juegos suelen enseñarnos a respaldar nuestras emociones basadas en las reglas del juego, no contamos con un jefe definitivo, con un líder acérrimo, muchos de estos juegos son volátiles y nos obligan a adaptarnos según vaya desarrollándose y con esto vamos aprendiendo muchas lecciones que usaremos cuando seamos adultos

¿Quieres que tus hijos descubran los juegos tradicionales?

Escondite, saltar a la cuerda, tantos juegos que hicieron felices a nuestros abuelos en la escuela y durante las vacaciones. Aquí te presentamos los más populares.

El escondite, saltar a la cuerda y el un, dos, tres pajarito inglés se encuentran entre los más populares. Los nombres pueden cambiar según el país o la región, pero el principio básico sigue siendo el mismo en todas partes.

Estos juegos clásicos y simples no requieren accesorios muy complicados, por lo que es probable que siempre sean tan populares entre los más jóvenes. Finalmente, estos juegos promueven el desarrollo físico, intelectual y social de los niños porque les permiten hacer amigos fácilmente.

Escondite

Un niño cierra los ojos apoyado contra un árbol o contra una pared y cuenta un número previamente acordado por todos; cuando termina, advierte que está listo en voz alta y va a buscar a los otros niños que se habrán escondido durante el conteo.

Rayuela

Los niños dibujan con tiza en el suelo una sucesión de 10 cajas, cada una con un número del 1 al 10 o de 0 a 10, la caja 0 es la Tierra (salida) y la caja 10 el Cielo (llegada).

Carrera de sacos

Este juego de grupo requiere sobre todo un espacio libre de cualquier obstáculo porque las caídas son inevitables. Los niños se meten en sacos que sujetan de la cintura con las manos, después se colocan en línea recta y comienzan a avanzar saltando y sosteniendo su saco.

El juego de la bufanda

Este juego se opone a dos equipos compuestos por el mismo número de jugadores. A cada miembro de cada equipo se le asigna un número, donde cada jugador tendrá un corresponsal (el mismo número) en el equipo contrario.

Los dos equipos se enfrentan entre sí, dejando entre ellos una zona libre más o menos grande y cuyo ancho se ha decidido antes de todos.