El wine tasting Barcelona es salud y ciencia

wine tasting tour en barcelona

Quizás no lo sepas, pero las moléculas en el vino estimulan a miles de receptores que captan el sabor y olor, enviando señales al cerebro que desencadenan el reconocimiento de patrones, memoria, juicio de valor, emoción y por supuesto, el placer y esto es lo que sentiremos en una sesión de wine tasting tours en Barcelona.

Disfruta de un recorrido de wine tasting en Barcelona

¿Sabes que tienen en común el escuchar música, darle a una pelota de béisbol o buscar la solución de un problema de matemáticas complejo? Todos ellos activan la materia gris, pero en menor medida que beber vino.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Yale, el sabor del vino genera más conexiones en nuestro cerebro que cualquier otro comportamiento humano. El simple acto de sorber un vino Merlot significa una compleja interacción con el aire y el líquido controlado por los movimientos de la lengua, la mandíbula, el diafragma y la garganta.

Mientras tanto, en el interior de la boca, las moléculas en el vino estimulan a miles de receptores, tanto del sabor como del olor, enviando una señal al cerebro que desencadena una respuesta cognitiva masiva que involucra a la memoria, juicio de valor, emoción y por supuesto, el placer.

Un wine tasting en Barcelona es más que solo sorber vino, está implicada la biomecánica, la fisiología y hasta la neurociencia en un efecto que se desencadena en cuestión de minutos.

Que ocurre en tu cuerpo durante un wine tasting

Si alguna vez te has preguntado cuántos músculos hay en la lengua, si una dieta alta en grasas puede afectar tu percepción del vino y otras preguntas, los científicos buscan dar con respuestas cada vez más precisas.

El primer factor a tomar en cuenta es el color y es que los objetos que vemos no tienen color si no son golpeados por la luz y rebotan.

La luz estimula a nuestros ojos y activa los sistemas en el cerebro que crean el color de las diferentes longitudes de onda. Del mismo modo, las moléculas en el vino no tienen gusto o sabor, pero cuando estas estimulan a nuestro cerebro, el cerebro crea el sabor de la misma manera que el color.

¿Cómo funciona la dinámica de fluidos y cómo nos ayuda en nuestro entendimiento del vino? No sólo hay que poner el vino en la boca y dejarlo allí, tienes que moverlo alrededor y luego tragarlo, lo que implica un complejo acto motor.

Cuando se trata de un wine tasting tours en Barcelona, el trabajo central está en tu boca y en un proceso muy activo. Así que, para entender la fisiología de la degustación de vinos y disfrutarlo más, es importante tener este contexto de cómo se lleva a cabo la degustación y hasta el turismo del vino.

Al oler el vino en la copa, vas a ser capaz de apreciar las texturas, a esto se le denomina olor ortonasal. Pero lo que mucha gente no sabe es que cuando se toma el vino y se deja en la boca y experimentas el sabor, la mayor parte de ese sabor se debe a una especie de olor interno.

Esto se debe a que el aire entra desde la garganta, no en tus fosas nasales, creando un olor retronasal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *