De cómo pasamos de cantar karaokes en las fiestas a contratar monologuistas

contratar monologuistas

El monólogo y contratar monologuistas ha tenido una rápida evolución porque hasta hace poco teníamos que ir al teatro, sintonizar algún canal de la tele por las noches o hacer una búsqueda en Youtube para ver estas presentaciones.

Contratar monologuistas está de moda

Pero todo ha cambiado desde que podemos contratar monologuistas para nuestros eventos, ya que esta forma de arte pasó de la tarima a algo tan cotidiano como una pequeña sala de eventos para una dinámica de grupos.

Cuando el karaoke reinaba

Hasta hace unos diez años la escena que se repetía vez tras vez era la de asistir a una fiesta, bar u otro evento y cuando el ambiente estaba en su máxima expresión, algún osado sacaba un micrófono de quien sabe dónde para gritar: “es el momento del karaoke”. Y vaya que las listas eran largas, con preferencia hacia los de la tercera edad que demostraban a todo el mundo sus sueños frustrados de ser divas o grandes tenores.

Cuando le tocaba el turno a los más contemporáneos allí se podía presumir del “buen” inglés o cantar sin ver a la pantalla. No faltaban las escenas de dúos o tríos que cantaba a viva voz, con alguno desafinando imponiéndose, en medio de una moda que puso las fiestas de cabeza.

Y pensar que fueron los muy formales japoneses los que impusieron esta moda de querer ser el rockstar de la época.

Hoy todo ha cambiado… el monologuista es lo que se impone

Ya en muchos lados del mundo lo que se impone es la contratación de monologuistas y es lo que ha ido tomando el relevo del karaoke, pero si no sabes de que se trata, te lo explico en un lenguaje muy sencillo: es una charla de alguien que sabe la vuelta a las cosas y hasta de una flor saca un chiste.

Se trata entonces de humor en su máxima expresión, aunque un monologuista es más que eso lo que sucede es que es la faceta que más se ha hecho popular.

Esta tendencia no nació ayer, si recuerdas la serie americana Seinfield ya se explotaba este tipo de humor. Otro nombre más elegante para este género es el stand up comedy y no hay país en el mundo que no se precie de tener a un monologuista muy popular que hasta marca tendencias (todo un influencer)

Hasta las grandes empresas contratan monologuistas

Los monologuistas a menudo acuden a talleres  porque logran un  efecto similar a las dinámicas de grupo tradicionales (agarrarse de las manos para recitar poemas o jugar a ponerle la cola al burro) y hasta los resultados son mejores.

Por esta razón es que un monologuista es tan buscado en el mundo empresarial porque sabe crear un grupo y con dosis de buen humor. Todos se sentirán implicados y disfrutarán de las ocurrencias del monologuista, no siendo todo un chiste sino derivando todo en lecciones de vida y reflexiones positivas.

¡Contrata tu monologuistas es la mejor opción!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *