Franquicias de pizzerías

franquicias de pizzas

Existen en el mercado varios franquiciadores de restaurantes de pizza, la actividad principal de estas empresas suele ser la ejecución, el desarrollo, la franquicia, y el mantenimiento de los restaurantes distribuidos a lo largo de la provincia e incluso país o países en los que operen.

En los restaurantes de este tipo de marcas se puede comer en el propio restaurante o elegir la opción de comida para llevar.

La variedad disponible en los restaurantes atiende principalmente a la pizza, pasta y otros alimentos de estilo italiano, o italoamericano.

Ofrecen franquicias con opciones diferentes de venta

Este tipo de franquicias de restaurante pizzería ofrecen franquicias con opciones diferentes de venta. Los restaurantes más habituales son los  aprobados por la marca y que venden la comida para comer en el propio restaurante y con opción de comida para llevar, que pueden ser entregados para el consumo fuera del establecimiento.

También existe la opción de sólo entrega, tanto en el local como a domicilio, donde los productos aprobados se venden como comida para llevar y son entregados para el consumo fuera del establecimiento.

Estas franquicias suelen ofrecer capacitación a través de un “enfoque mixto”, que utiliza una combinación tecnología, capacitación en el trabajo y los materiales de formación basados ​​en sus normas.

El aprendizaje combinado seguirá el modelo estándar de formación de 4 pasos: Preparar, Mostrar,  Práctica guiada y  Seguimiento.

La tecnología incluirá la Zona de Aprendizaje

Un sistema de aprendizaje basado en la web, con acceso a la normativa online.
La empresa determina, bajo su criterio cobrar una cuota aunque la Zona de Aprendizaje se ofrecerá gratuitamente a los franquiciados que firmen el Sistema de Gestión de la contratación de la empresa y los servicios del sistema de gestión de aprendizaje y Convenio de Alimentos.

Periódicamente, el Departamento de Formación del franquiciador suele desarrollar y presentar otros programas o seminarios para el personal de supervisión y empleados.
La asistencia a estos programas de formación adicionales será opcional y la empresa de pizzerías puede hacer cambios y revisiones de los programas de formación, las ubicaciones o materiales en cualquier momento.

La empresa de pizzas no desarrollará u operará o permitirá que otra persona con licencia o franquicia pueda desarrollar u operar, un restaurante en cualquier punto dentro de un rango de 500 metros de cualquier otra franquicia.

La continuación de estos derechos territoriales limitados dentro de un radio de 500 m. de cualquier restaurante no depende de la consecución de un determinado volumen de ventas en particular, la penetración de mercado, u otra contingencia similar.

Un área de prestación normalmente abarcará un mínimo de 5.000 hogares. Todas las protecciones territoriales descritas anteriormente son limitadas. El franquiciado no recibirá un territorio exclusivo por lo general.

La duración este tipo de franquicia es de 20 años, actualmente no existe una opción de renovación en la mayoría de los grandes franquiciadores. Y  se recomienda, pero no requiere, que el franquiciado, o sus principales propietarios, participen en el trabajo del día a día del restaurante. Cada restaurante debe estar directamente supervisado por un administrador que haya completado con éxito el programa de formación obligatoria.

Ni el franquiciado ni ningún administrador pueden tener ningún interés o relación de negocios con cualquiera de los competidores, como es lógico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *